Estos días podría haber escrito montones de blog posts por día, ya que la estoy pasando muy bien en la Summer School de Wolfram Research y encontrando muchísimas cosas interesantes todo el tiempo. El campus de UVM es maravilloso y la ciudad de Burlington es hermosísima, además de tener ardillas y gaviotas (supongo que son gaviotas) que en Buenos Aires jamás tenemos oportunidad de ver.

Las conferencias de la escuela de verano fueron escalando en dificultad e interés: empezaron siendo un poco básicas y enseguida se pusieron muchísimo más atractivas, y algunas de ellas fueron claramente reveladoras. Pero más allá de las conferencias en sí, lo que más me atrae de esta experiencia es la oportunidad de estar acá con gente de todo el mundo y de todo Estados Unidos, y de algunas de las universidades más importantes del mundo, compartiendo los avances y dificultades de nuestras investigaciones, lo que hace que haya un continuo clima intelectual que es absolutamente fascinante. Y quizás de algún modo, ése es el propósito verdadero de esta escuela de verano: juntar a gente de todo el mundo y de áreas diversas a investigar sobre temas relacionados.

Por otra parte, tiene que mencionarse, por aquí anda el señor Stephen Wolfram. Hacia fines de los 80s era uno de los científicos más conocidos del mundo en particle physics, trabajando con premios Nobeles como Richard Feynman, Murray Gell-Mann, etc; y a partir de entonces inició una serie de emprendimientos que de un modo u otro cambiaron la historia de nuestra ciencia: la investigación exhaustiva de autómatas celulares elementales (también, por lo que entiendo, descubiertos por él, la abstracción última del camino iniciado por Ulam, Von Neumann y otros), la creación del programa SMP, ahora Mathematica, que hoy día es usado masivamente para matemática e ingeniería en todo el mundo (y que lo hizo millonario), y muchos pequeños impactos más que surgen muchas veces de anécdotas por aquí.

NKS en sí, si cambiará el mundo o no lo sabremos en muchos años, como siempre en estos casos, pero sin duda como metodología permite acceder a ciertos nuevos puntos de conocimiento, y sin duda en el libro en sí de forma inequívoca Wolfram con sus colaboradores nuevamente encuentra soluciones a problemas interesantes: la universalidad de 110, el sistema de axiomas más corto de la lógica, etcétera, además de brindar un extenso y ordenado recorrido por muchísimas áreas de la ciencia y la matemática, y de hacer un recorrido exhaustivo por los estudios de los autómatas celulares y de otros tipos de sistemas simples también. Y por otra parte he visto aquí algunas otras cosas de las que, simplemente, no puedo decir más que W-O-W. Creo que Wolfram está a punto de hacerlo otra vez.

Estando aquí nosotros tenemos que desarrollar unos proyectos de investigación sobre complejidad, y el mío en este caso es sobre el análisis del grafo de demostraciones en lógica abstracta. Estoy muy feliz con este proyecto, estoy muy feliz de estar haciendo investigación sobre algo que me fascina desde siempre, la lógica abstracta y sus fundamentos, y además tengo en muchas oportunidades el feedback, y apoyo de la gente de Wolfram Research o de Stephen Wolfram mismo! sobre el avance de este proyecto (de hecho, la idea inicial para el mismo fue de SW; es para tratar de avanzar sobre un problema abierto en lógica que yo no conocía).

En definitiva, estoy en un lugar maravilloso, rodeado de gente maravillosa y, como decía en la carta de Wolfram Research, outstanding, sin duda. Y estoy cerquita del polo norte, los días son un poco más largos, además es verano, escucho todo el día conversaciones en inglés y encontrar una ardilla es siempre cómico. Y en cualquier momento puede surgir, al azar, la idea que estabas buscando, o una conversación sobre complejidad en la mesa.

About these ads